100 cosas que debes hacer a lo largo de tu vida (Parte 3)

100 cosas que debes hacer a lo largo de tu vida (Parte 3)

En semanas pasadas hemos publicado la primera y segunda parte de las 100 actividades que todo hombre debe realizar para hacer su vida memorable; desde visitar lugares exóticos, hasta reconectarte con la naturaleza. Esta lista propone las 100 cosas que todo hombre debe realizar con el fin de vivir al máximo.

En esta tercera parte agregaremos 25 actividades más a la lista. Está de más recordarles que no son cosas absolutas, elijan las que más les atraigan y salgan al mundo.

51. Escalar las 7 cumbres del mundo

Con botas y equipo de expedición, escala las montañas más altas de los 7 continentes. Te servirá como un desafío propio, poniéndote en contra de obstáculos y el frío clima. Probablemente esta sea la prueba máxima de la fuerza y perseverancia de un hombre, con una recompensa treméndamente escénica esperando al final. Cada paso que tomas y cada respiración que exhalas solo te acercará cada vez más a las vistas impresionantes.

Si te estás preguntando acerca de las 7 cumbres, son las siguientes:

  • Monte Kilimanjaro, África: 5,800 mts
  • Monte Vinson Massif, Antártica: 4,892 mts
  • Monte Kosciuszko, Australia: 2,228 mts
  • Pirámide Carstensz, Australia: 4,800 mts
  • Monte Everest, Asía: 8,800 mts
  • Monte Elbrus, Europa: 5,600 mts
  • Pico Denali, América del Norte: 6,194 mts
  • Monte Aconcagua, América del Sur: 6,962 mts.

52. Vacacionar en la Villa Igloo

El hotel Kakslauttanen, también conocido como la Villa Igloo, te convencerá de que el lujo y las actividades al aire libre pueden coexistir. Este famoso hotel es como ningún otro de su especie, ofreciendo memorables experiencias como dormir bajo las estrellas, pero de una manera muy cómoda. Las fogatas te mantendrán caliente durante la noche, mientras que las actividades matutinas te mantendrán al borde de la emoción.

Después de un día en la nieve, qué mejor que disfrutar de tu bebida favorita mientras esperas a ver las auroras boreales antes de ir a dormir.

53. Ver las estrella en el desierto de Atacama, en Chile

Mira a las estrellas y siente la magnitud del universo. Qué mejor manera de hacerlo que visitando el remoto y bello desierto de Atacama en Chile. Su altitud mantiene el cielo despejado, y la contaminación aún no llega a envenenar ese lugar. Este desierto te dejará apreciar las estrellas, es un verdadero paraíso para los astronomos y cualquiera que aprecie la galaxia.

Tal vez quieras visitar el Cerro Paranal, para utilizar los mejores telescopios. Operado por el Observatorio Europeo del Sur, te llevarán por un paseo en los mismos lugares donde se filmó la película de James Bond, Quantum of Solance.

Existen más lugares donde podrás apreciar esta maravilla de la naturaleza, como La Fortuna en Costa Rica, Hawaii y Nuevo México, en los Estados Unidos, la Toscana en Italia, entre otros hermosos lugares.

54. Tirolesa en Monteverde, Costa Rica

Una tirolesa de 762 metros de largo, con una impresionante vista de los bosques que, simplemente te dejará sin aliento. No hay momento de esta experiencia que no vayas a recordar por el resto de tu vida. Monteverde, Costa Rica, es además casa de unos fenomenales puentes en suspensión, columpios tipo Tarzán y mucho más. El lugar está lleno de aventuras para todos los gustos.

55. Come en uno de los mejores restaurantes del mundo

Tal vez tengas que apartar una visita, en una lista de espera de un año, para comer en un lugar como El Celler De Can Roca, pero valdrá la pena. Incluso si no eres un amante de la comida gourmet (o la comida en general), no es razón para no intentar probar un platillo en uno de los mejores restaurantes. Creaciones culinarias maravillosas, exóticos sabores y salvajes texturas que pondrán a prueba tus papilas gustativas.

56. Visitar el Stonehenge

Existe un misterio que nadie en Salisbury, Inglaterra, o el resto del mundo ha podido resolver: el propósito de El Stonehenge. Los científicos creen que se obtuvieron de las colinas Perseli, en el oeste de Gales, lo que significaría que viajaron 251 kilómetros para llegar a su destino final. La evidencia recientemente encontrada ha descubierto los depósitos del hueso humano que datan de 3000 AC, sugiriendo que pudo haber sido un cementerio.

57. Jugar Golf en los viejos campos de St. Andrews

Realeza legendaria: eso es lo que se siente cuando juegas en los prestigiosos campos verdes de St. Andrews. Con una larga tradición que trae de vuelta momentos sentimentales, aquí han jugado grandes golfistas como Tom Morris, Seve Ballesteros y Jack Nicklaus. Jugarás siguiendo las huellas de estas leyendas, mientras te encuentras rodeado del hermoso escenario escocés.

58. Subir al Singapore Flyer

Alcanzando una altura de 165 metros, el Singapore Flyer te da una vista impresionante de la ciudad. Es una de las ruedas de la fortuna más grandes del mundo. Las vistas de la bahía Marina son espectaculares, y son mejor si se comparten con los amigos o tu pareja, pues pueden subir hasta 28 pasajeros en cada cápsula.

59. Ver el despegue de un transbordador espacial

De niños todos soñamos con ser astronautas, y mirábamos películas de transboradores siendo lanzados al espacio. Saber que alguien ha pisado la luna es algo impresionante, mientras que la ciencia de tres de este suceso parase un misterio. A algunos nos gusta seguir soñando…

No importa que tan chico o grande seas, el ver el lanzamiento de un transbordador por primea vez te cambia la perspectiva, es algo surreal y sombroso.

60. Paseo por las montañas rocosas

Este clásico viaje en tren será una experiencia maravillosa. Las vistas panorámicas de los lagos, montañas y cañones alimentados por los glaciares te mantendrán asombrado en todo momento. El cielo tan azul te quitará el aliento, igual que apreciar la majestuosidad de las águilas volando sobre este increíble escenario. La experiencia dentro y fuera del tren es asombrosa, disfrutarás cada momento.

61. Date una zambullida polar

Date un chapuzón en aguas heladas y apoya una buena causa, pues muchas de estas zambullidas apoyan eventos y organizaciones caritativas.

62. Visitar Petra, en Jordania

Explora los tesoros de Petra, y aprecia las maravillas arquitectónicas que nos ofrece. Situada en la ladera de Jebel Al-Madhbah en las montañas, esta ciudad ha ganado el apodo de “Rose-Red City” por su increíble arenisca roja.

Descubrirás remamentes del pasado, incluyendo tumbas y minas, y los sistemas de riego que se utilizaban. También hay un maravilloso anfiteatro, esculpido justo en las colinas con columnas ornamentadas.

63. Asistir al Grand Prix de Mónaco

Observa como los coches atraviesan carreteras estrechas a una gran velocidad, dejando sólo las marcas de neumáticos en su camino, y el rugido del motor que se desvanece a la distancia. Celebrada cada año en el Circuit0 de Mónaco, esta carrera de Fórmula Uno es considerada como una de las carreras más prestigiosas e importantes de la historia.

64. Explorar el Machu Picchu

En medio de un bosque tropical de montaña se encuentran las misteriosas ruinas de Machu Picchu, que ofrecen paisajes y vistas inolvidables. Con más de doscientas estructuras forjadas a mano, serás testigo de una impresionante arquitectura, en una atmósfera rodeada de neblina.

Se cree que fue hogar del emperador inca Pachacuti, allá por 1428. Aunque la ciudad perdida de los incas no fue formada si no hasta 1450. Se abandonó hasta la conquista española, quienes tomaron lugar en el transcurso de la historia.

65. Visitar el Museo Louvre

Con más de un millón de obras de arte en exhibición, esta colección ha ido creciendo desde el siglo XVI. Originalmente fundado por el Rey Francisco I, el Museo Louvre se ha convertido en uno de los más grandes museos en el mundo. Se localiza en el corazón de París, y es muy fácil de encontrar gracias a la gran pirámide de vidrio que se encuentra afuera.

Caminando por sus pasillos encontrarás diferentes alas, como el ala Sully, el ala Richelieu, y el ala Denon, cada una mostrando distintivas obras maestras. Tal vez el ala más común sea la Denon, en donde se encuentra el retrato de la Mona Lisa, hecho por el mismísimo Leonardo Da Vinci.

66. Arrojar tomates en La Tomatina

Si siempre haz querido iniciar una pelea de comida, tal vez esta sea tu oportunidad de hacerlo sin ninguna consecuencia. El festival de La Tomatina tiene lugar en el pueblo valenciano de Buñol. Algunos creen que este eventó inició en 1945, cuando los habitantes del pueblo aventaban tomates a los animales que comían la cosecha. Por error uno de esos tomates golpeó a un policía, quién aventó tomates de vuelta en todas direcciones. Verdad o mentira, esta tradición ha crecido en popularidad.

67. Ir al templo de Kiyomizu-dera, en Kyoto

Este templo data del año 780, y se conoce como el “Templo del Agua Pura”. Este nombre de las cascadas de agua pura de Otawa. Para llegar aquí, tendrás que aventurarte por el distrito de Higashiyama, y subir por un camino muy empedrado.

Una vez que estés ahí, encontrarás un gran escenario de madera, con vistas a los cerezos y árboles de maple, y hermosos colores dependiendo de la temporada. Ahí se encuentra el santuario de Jishu que, al parecer, ayuda en el amor.

68. Visitar “Ferrari World”

Finalmente, un parque temático para los entusiastas de los automóviles. Construido por Jack Rouse Associates, de Cincinnati, este parque de atracciones de 185 metros cuadrados es el más grande en su especie. Incluso, el gran logo de Ferrari, colocado en el techo, es el más grande logo Ferrari hasta la fecha.

Para llegar ahí tendrás que manejar una hora y media desde Dubai. Una vez que llegues debes subirte al Formula Rossa, que es una de las montañas rusas más rápidas del mundo.

69. Caminar por el Golden Gate

Cruzarlo te puede tomar aproximadamente una hora, asumiendo que lo harás caminando. Pero, durante el viaje, sentirás la altura, y el agua a tu alrededor llenará tus sentidos.

70. Volar en primera clase

Volar en primera clase puede ser caro, no hay duda de eso, pero debes permitirte hacerlo al menos una vez en tu vida. Realiza tu registro sin esfuerzo, te tratarán como la realeza, y sentirás que eres dueño del avión. Esto sin contar que no irás sufriendo en esos pequeños espacios de clase turista. Junta tus millas y el viaje será un poco más barato.

71. Visita una casa de blues en Chicago

Nada calma el alma como el blues clásico. Sumérjete en los sonidos calmantes y escapa del ajetreo de la vida por un momento. Chicago es el hogar de algunos de los lugares más acogedores, con una mezcla diversa de artistas que te mantendrá entretenido durante toda la noche. Tómate una cerveza con tu grupo de amigos y mira como el escenario se ilumina de vida.

72. Diviértete en el festival de barro de Boryeong

Ensúciate junto a otros millones de personas de alrededor del mundo en el festival de barro de Boryeong. Esta celebración inició en 1998, y ha crecido bastante en popularidad. La idea original de tras de esto nace gracias a un negocio de cosméticos que vendía productos que contenían este inusual material que se encontrava por los alrededores.

Se sabe que el barro es rico en minerales, los cuales son buenos para la piel.

73. Ir a tiendas locales

Me refiero a que dejes, por un tiempo, de consumir lo que grandes corporaciones te ofrecen, en cambio, consume local. Visita tu barbería local, la carnicería de la esquina, al zapatero, ve al mercado a comprar los insumos, apoya a tu comunidad.

74. Maneja un bulldozer

Simple, pero gratificante. Destruye algo con la máquina, ya sea metal o concreto, y disfruta la emoción y el poder que sentirás al hacerlo.

75. Busca Oro

El oro puro, como en las minas, sólo que hay más lugares y minerales que lo contienen. Tal vez no te hagas rico, pero es una actividad que disfrutarás mucho.