La Guía Esencial para que Amen Leer tu Correo

La Guía Esencial para que Amen Leer tu Correo

E-mail Newsletter: La Guía Esencial para que Amen Leer tu Correo

¿E-mail newsletter? ¿Que no habían cerrado ya ese antro?

Actualmente, las marcas disponen de una gran variedad de tácticas de marketing de contenido a su disposición; pero pocas son tan potentes y versátiles como los boletines que se envían a través de correo electrónico, más conocidos como e-mail newsletters.

¿Por qué me refiero a un newsletter con “potente”? Sin repetir y sin soplar, a los datos me remito:

alla vamos

Pero, al igual que cualquier táctica que implementes, si no la mantienes correctamente, tu newsletter puede perder impulso e incluso tus seguidores más fieles empezarán a pasar por alto tus e-mails si sienten que ya no estás satisfaciendo sus necesidades.

Si estás dando tus primeros pasos en la implementación de un newsletter para tu marca, o estás buscando optimizar tus campañas, has llegado al lugar indicado. Ponte cómodo y sírvete una galleta.

12 Claves para crear el e-mail newsletter más efectivo del condado

1.   Define qué objetivos de negocio quieres alcanzar con tu e-mail newsletter?

Más allá de cumplir una gran función como canal de distribución de contenido, decide a qué objetivos organizacionales quieres contribuir:

  • construir una audiencia,
  • profundizar tus niveles de engagement,
  • vender más,
  • hacer cross-selling,
  • retener usuarios y clientes actuales, o
  • generar consciencia sobre tu marca.

2. ¿Qué tipo de e-mail newsletter quieres enviar?

Uno de los errores más comunes en los que se cae al momento de crear un newsletter es intentar meter todo tipo de información, resultando en una pieza desordenada y desenfocada. Las novedades sobre los productos están debajo de una aparición de prensa, la cual está al lado de un blogpost, el cual se encuentra tapado por un saludo de cumpleaños dedicado a Pepe, el nuevo de administración.

Ponte en los zapatos de ese lector por un segundo… ¿Encuentras algo relevante para él?

Ten en cuenta que no todo tu contenido será relevante para toda tu lista. Si no estableces objetivos claros ni realizas una segmentación adecuada, probablemente tu newsletter se gane un pasaje de ida a la desuscripción.

3. Haz un balance entre contenido y promociones

Tal vez tus suscriptores estén interesados en lo que ofreces, pero no quieran escuchar sobre ello tooodo el tiempo. Ya sea que aún no hayan adquirido tu producto/servicio, estén en una prueba gratuita (ej. apps o SaaS) o quieras convencerlos de hacer upselling o cross-selling, concéntrate primero en ofrecerles contenido educativo y relevante.

Mention, una de las herramientas de monitorización de menciones más populares, respeta muy bien este criterio en su e-mail newsletter, ya que tanto sus blogposts como sus recursos no apuntan directamente a la venta (o en su caso, a apuntarse a su versión paga):

Mention Email Newsletter

A las personas les gusta estar informadas sobre promociones y descuentos especiales, pero la venta no debería ser el foco principal de un newsletter. Para eso, yo te recomiendo que

sólo tires la artillería pesada en un e-mail promocional, personalizado, cuando tus métricas hayan detectado que tienes frente tuyo a un lead muy interesado en lo que ofreces.

Este criterio también es aplicado por Mention. Por ejemplo, este e-mail de contenido llegó a mi inbox una vez suscripta a su newsletter y días después de haber asistido a un webinar de ellos. En él me invitan a descargar un ebook “para ver cómo Mention ayuda a marketineros top y ejecutivos a dormir mejor”:

E-mail Newsletter: ejemplo4. Establece expectativas claras: ¿qué deben esperar de ti?

Una vez que hayas establecido el objetivo y el contenido de tu e-mail newsletter, asegúrate de comunicarlo en tu landing page, o cualquiera sea el widget o plugin que dispongas en tus assets para captar suscriptores.

Sé específico y ve al grano.

Diles a tus futuros suscriptores exactamente qué tipo de contenido van a encontrar en tu newsletter y con qué frecuencia.

Más allá de otorgarles previsibilidad a tus lectores, fijar expectativas claras te ayudará a disminuir tus tasas de desuscripciones, a la vez que evitarás ser reportado como spam.

Blog posts recién salidos del horno, recursos útiles y gifs divertidos cada viernes es lo que me prometió el equipo de Mention al suscribirme a su newsletter. Y eso es exactamente lo que obtengo (ver punto 3).

Blog posts recién salidos del horno, recursos útiles y gifs divertidos cada viernes es lo que me prometió el equipo de Mention al suscribirme a su newsletter. Y eso es exactamente lo que obtengo (ver punto 3).

5. Escribe un asunto de e-mail irresistible

Si pensabas que la tarea más difícil era seducir a tu audiencia para que forme parte de tu lista VIP, déjame decirte que esto recién empieza. Porque incluso habiéndose suscripto a tus envíos, no existe garantía de que abran tus e-mails…

A menos, claro, que el asunto de tu e-mail les llame la atención. Que sea diferente, creativo, atrapante, que despierte una emoción.

De esto podría hablar largo y tendido, pero profundizar en este tema sería desviar el propósito de este post, por lo que te invito a encontrar tips para ponerte creativo con los asuntos de tus newsletters en el punto 1 de este artículo: El titular Perfecto.

6. Escribe copy conciso y opta por un diseño minimalista

En 2006, un estudio de Jacob Nielsen afirmaba que una persona promedio invertía aproximadamente 51 segundos en leer un newsletter. Una cifra bastante optimista teniendo en cuenta que, 10 años después, otro estudio sostendría que el ser humano posee un umbral de atención de 12 segundos, un segundo menos que el de un pez dorado.

 Sé directo, claro y conciso. Nadie invertiría todo un día, ni siquiera en su mayor tiempo de ocio un fin de semana, para leer tu e-mail newsletter. Asegúrate que tu contenido sea escaneable, presentándolo en bloques, con espacios en blanco, títulos grandes, notas breves y bullet points.

Bríndales una pequeña cucharada de tu contenido, la suficiente para que quieran hacer clic y consumir más. Genera calls-to-action potentes y dirígelos a tu e-commerce, blog o redes sociales para más información.

El newsletter de Trello es todo lo que está bien.

El newsletter de Trello es todo lo que está bien.

7. Hazlo personal

Las mejores marcas no hablan como marcas”, dijo Jordan Kretchmer y me conquistó. Para ello, inténtalo iniciando pequeñas pero significativas acciones:

  • Genera conversación e incentiva a tus seguidores que respondan tus e-mails. Y responde estos comentarios. Ellos aprecian que haya una persona detrás. A su vez, tú recibirás comentarios y preguntas que te ayudarán a mejorar tus e-mail newsletters, e incluso áreas clave de tu negocio.
  • Haz tus envíos desde direcciones reales: la mayor muestra de desinterés que puedes brindar a tu comunidad es enviándoles un e-mail desde [email protected]
  • Personaliza tus newsletters con el nombre del destinatario y fírmalos con el nombre de alguien de tu equipo (mascotas también cuentan como “alguien de tu equipo”).
  • Cuenta historias. Cuenta tus aprendizajes. Cuenta tus errores.

 

8. Asegúrate que tus e-mail newsletters sean responsive

La tasa de apertura de e-mail a través de dispositivos móviles ha aumentado un 150% en los últimos 3 años, a punto tal que más de la mitad de los usuarios de Internet revisa sus inbox desde dispositivos móviles.

Incluso, el 70% de los usuarios móviles eliminan los e-mails que no se visualizan correctamente en sus dispositivos. Aquellas marcas que ignoran esta realidad están destinadas al olvido.

Asegúrate de chequear las principales fuentes de tráfico de tu sitio y optimiza las vistas de tu e-mail newsletter para todos los dispositivos que utilicen tus suscriptores.

 

9. Haz que tus suscriptores puedan desuscribirse fácilmente

Oye, oye, no me tomes a mal. Terminar una relación es duro, pero cuando es inevitable tienes dos opciones: o terminas por las buenas…

“Solo puedo decir que fue un placer conocerte”

“Solo puedo decir que fue un placer conocerte”

O terminas por las malas (con el coche estropeado y directo a spam).

o terminas por las malas

Que una persona se desuscriba de tus envíos es solo un hecho entre tantos. Pero mientras más difícil se lo hagas, más fácil despertarás su ira (marcándote como spam, o manifestando su descontento en las redes sociales -le pasó a un amigo)

La clave está en mantener una comunidad activa y fiel. No uses palabras rebuscadas ni escondas el botón de desuscripción. Además de mantener una lista saludable,

tener un proceso claro de desuscripción evitará que te marquen como spam, y con ello tener que remar como un campeón para que tus tasas de envíos, aperturas y clics no se desmoronen.

De todas formas, siempre puedes hacer algo para que vuelvan a tí

10. Sé flexible en las preferencias de suscripción

Deja en manos de tus suscriptores el control de lo que quieren recibir y cuándo. En la medida que sea posible, permite que tus suscriptores personalicen sus preferencias, sobre todo en lo relacionado a la frecuencia en la que reciben información.

Ofréceles la opción de suscribirse a envíos diarios o semanales, u ofréceles otros e-mails newsletters segmentados por tópicos (HubSpot, por ejemplo, segmenta sus envíos para marketing, ventas y agencias) o región geográfica.

Esto no solo sirve a sus intereses y preferencias, sino que también te permite recabar más información sobre aquellas cosas que realmente les importa.

11. Prueba, prueba, prueba, nunca dejes de probar

Vas a encontrar cientos de posteos que aseguran tener la fórmula secreta para convertirte en el gurú/ninja/jedi del e-mail marketing. Déjame decirte que, si existe algo que nunca va a mentirte, aparte de las caderas de Shakira, es tu tablero de analytics.

Con esto no quiero decir que aquellos artículos no estén en lo cierto, solo que tomes estas buenas prácticas a modo de trampolín. Anímate a testear y descubrir por ti mismo tu propia fórmula mágica. Solo tú, a partir de los datos que arrojen los envíos que realices, podrás descubrir qué funciona y qué no con tu audiencia en particular.

Toma tu enviador de e-mail marketing favorito y conviértelo en un laboratorio.

Haz A/B testing de aquellos parámetros que resulten más relevantes para tu negocio. Prueba:

  • Asuntos,
  • Copies,
  • Calls-to-action
  • Colores
  • Pon y saca imágenes
  • Maqueta tus e-mails
  • Intenta con texto plano.

Envía tu newsletter a la mañana, a la tarde, un día laboral, un fin de semana… Anímate a jugar, y que sean tus métricas las que tengan la última palabra.

12. Mide el impacto de tus envíos, y mejóralos constantemente

Existen muchas formas de medir y analizar la performance de tus campañas. Hoy en día todos los enviadores de e-mails del mercado disponen de tableros de analítica desde donde puedes recabar información para optimizar tus campañas.

Lo cierto es que las métricas a través de las cuales medirás el impacto de tus campañas de e-mail newsletter dependerán en gran parte de los objetivos que intentes alcanzar (ver punto 1). A pesar de ellos, hay algunos indicadores generales que son relevantes al momento de optimizar tus próximos envíos, tales como:

  • Tasa de apertura – cuántos suscriptores abren un newsletter que llega a sus bandejas de entrada. Si es baja, intenta optimizando tus líneas de asunto.
  • Total de clics (CTR) – el total de veces que un lector hace clic en un enlace para leer contenido adicional.
  • Cantidad de suscriptores indiferentes – esto es, el número de suscriptores que no ha abierto o no ha interactuado con ninguno de tus envíos. Este indicador podría darte una señal de que tu contenido no es relevante, no es valioso, o que no estás llegando a la audiencia adecuada.
  • Correlación entre suscriptores activos y oportunidades de acercamiento – Detecta aquellos suscriptores que se encuentran más fidelizados con tu marca con potencial para leads de ventas y genera una estrategia de lead nurturing especial para ellos.
  • Tráfico a tu sitio proveniente de newsletter – En principio, asegúrate que todos los enlaces que dispongas dentro del newsletter y que se dirijan a tu sitio posean UTMs. De esta manera, podrás medir cuánto tráfico atraes de esta fuente y cuál es su comportamiento. Elisabet te cuenta en detalle cómo crear enlaces con código UTM en este post.

 

Crear un e-mail newsletter efectivo insume tiempo y esfuerzo, pero genera un nivel de cercanía poco comparable con otras estrategias de marketing.

 

Espero que este post te haya resultado útil y te haya abierto los ojos a más posibilidades. Sigue estos consejos y cuéntanos cómo te ha ido.

 

Y tú, ¿recibes en tu e-mail algún newsletter que fascine? ¿Tienes algún caso de éxito en e-mail marketing o tip extra que te gustaría compartir? Me encantaría que me cuentes en los comentarios :)

 

Y, si quieres conocer más sobre este tema, te sugiero que visites estos blog posts:

Comments