Cómo cambiar el disco duro de tu MacBook Pro a una SSD y darle nueva vida

Cómo cambiar el disco duro de tu MacBook Pro a una SSD y darle nueva vida

Muchos tenemos ese famoso MacBook Pro modelo 2012, el último que se comercializó con lector de DVD. Los dueños de estos equipos somos entusiastas de todos sus puertos y gran funcionalidad/precio, pero algo nos duele. Con el tiempo se va poniendo lento, y en gran parte se debe a que ese disco duro ya es tecnología ancestral. Nosotros te enseñaremos paso a paso cómo cambiarlo por una SSD y darle vida nueva a la máquina.

1

Primero que todo, respalda tus archivos. Esto lo puedes conseguir con Time Machine, con un disco duro externo (altamente recomendable) o bien con otros métodos que se encuentran disponibles por la red. En nuestro caso haremos una instalación limpia de MacOS Sierra, algo que igualmente recomendamos hacer para evitar glitches o problemas en el rendimiento a futuro. Para esto también necesitaremos un pendrive de por menos 8 GB para crear un disco de arranque del sistema operativo.

Vamos a descargar nuevamente MacOS Sierra desde la AppStore y formatearemos nuestro pendrive amigo usando Disk Utility, nombrándolo “Untitled”.

Posteriormente, con todo lo anterior ya realizado, abriremos Terminal e ingresaremos el siguiente comando:

sudo /Applications/Install macOS Sierra.app/Contents/Resources/createinstallmedia –volume /Volumes/Untitled –applicationpath /Applications/Install macOS Sierra.app –nointeraction

Una vez hecho, esperaremos a que termine el proceso de creación de nuestro pendrive con MacOS Sierra.

P1010348

2

Hora de meter las manos en la masa. Apaga tu computador (sé que es obvio, pero nunca está de más poner esta advertencia), y posteriormente, con un destornillador #00, sacamos todos los tornillos de la parte inferior del equipo para remover con cuidado la tapa trasera.

P1010366

3

Una vez adentro, desconectamos el flexible que le da corriente al equipo. Obviamente no queremos ocasionar un accidente.

P1010377

4

Vamos donde está el disco duro y removemos el carril negro con un destornillador pequeño.

P1010389

5

Removemos el flexible que lo conecta -con muchísimo cuidado-, y procedemos a retirar nuestro antiguo disco duro.

P1010392

6

Ahora tomamos nuestra nuevo y reluciente disco SSD de 1 TB Western Digital, ponemos los tornillos laterales, conectamos el flexible y lo posicionamos en su lugar. También haremos lo propio el carril.

P1010414

7

Conectamos el flexible de la corriente (sí, el que retiramos en el paso 3) y ponemos la tapa de vuelta.

P1010419

8

Prenderemos el MacBook manteniendo apretada la tecla Option, para que nos deje instalar el sistema operativo.

P1010420

9

Instalamos MacOS Sierra. Si quieres, antes le puedes cambiar el nombre a tu nueva unidad, lo que es muy fácil ya que todo es muy simple e intuitivo.

P1010421

10

Esperamos un rato y listo, tu viejo MacBook Pro tiene nueva vida y corre como Flash con la Speed Force.

P1010447

Y eso es todo. Puedes restaurar desde Time Machine, tu herramienta de predilección, o bien empezar a usarlo desde cero. Las diferencias en nuestro caso fueron demasiado evidentes, ya que el equipo prácticamente no funcionaba, mientras que ahora anda mejor que cuando recién lo compré.