México y la UE aceleran actualización del TLC

México y la UE aceleran actualización del TLC

Los primeros días de gobierno del presidente Donald Trump han traído para México una serie de novedades que suponen cambios y adaptaciones en las estrategias.

El rechazo por parte del estadounidense al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) sugiere que se debilitan las cadenas productivas entre EU, Canadá y México, aminorando los esfuerzos de diversificación de los mercados existentes, por ello, el Gobierno Mexicano anunció medidas posteriores.

El gobierno mexicano informó que buscará establecer tratados de libre comercio con seis naciones del área Asia-Pacífico: Australia, Brunéi, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

Ahora, el secretario de Economía, Idelfonso Guajardo, reveló que sostuvo una conferencia telefónica con la comisaria de Comercio de la Unión Europea (UE), Cecilia Malmström.

El objeto de la charla fue acordar la aceleración de las negociaciones del tratado bilateral de libre comercio. Las próximas rondas de negociación tendrán lugar del 3 al 7 de abril, en Bruselas, y del 26 al 29 de junio, en México.

El resultado de este tipo de tratados impacta directamente a las empresas, ya que permiten:

UNO. Ser capaces de impulsar el crecimiento y la competitividad de las empresas mexicanas.
DOS. Ampliar las opciones de consumo y empleo para ambas partes.
TRES. Posicionar las relaciones comerciales de la nación en el mundo.

Por ello, previamente el Secretario de Economía fue instruido por el presidente Enrique Peña Nieto para que convierta el TPP en acuerdos bilaterales con los países con los que no se tienen convenios de libre comercio, luego de que el presidente Donald Trump anunciara la salida de Estados Unidos del acuerdo.

Personajes como el expresidente de México, Ernesto Zedillo, reaccionaron a los anuncios de Trump para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En un artículo para la página editorial de The Washington Post, dijo que si Trump decide “matar” al TLCAN, México tiene otros instrumentos para progresar refrendando su compromiso con la apertura de mercados.

Imagen: Bigstock