¿Quién te está espiando? 4 consejos para proteger tu webcam

¿Quién te está espiando? 4 consejos para proteger tu webcam

Un día recibes un email de un remitente desconocido. Lo abres curioso, solo para descubrir que han adjuntado fotos tuyas sin ropa. Incluso más, el correo amenaza con publicar estas fotos en tus redes sociales si no sigues las instrucciones que se indican en el mensaje. Lo peor de todo es que no sabes ni quién ni cómo te han hecho esto.

Suena al argumento de una película, pero es exactamente lo que le pasó a Cassidy Wolf, Miss Teen USA en 2013, quien se convirtió en víctima de extorsión sexual o “sextorsión”. El principal sospechoso resultó ser un chico de 19 años que estudiaba en el mismo instituto que Cassidy, y que había pirateado su webcam.

Este tipo de ciber ataque sucede muy frecuentemente, y puede afectar a cualquier tipo de cámara, desde la cámara para vigilar a tu bebé, hasta la webcam en el portátil de tu habitación. Si un portátil está equipado con cámara, como la mayoría de los portátiles actuales, existen posibilidades de que pirateen la cámara. Si puedes controlarla remotamente, entonces gente con peores intenciones también puede. Busca en Google “como espiar webcams” y te sorprenderás de la cantidad de resultados disponibles, algunos de ellos, con guías paso a paso sobre cómo hacerlo. Tampoco supone mayor dificultad encontrar imágenes de webcams pirateadas.

360 Total Security protege tu webcam de accesos no autorizados. La Protección de Webcam te alerta si alguna persona o programa está intentando acceder a tu cámara.

Sigue estas recomendaciones para minimizar el riesgo de que te pirateen la webcam:

  1. Si la configuración de tu cámara está protegida por contraseña, cámbiala inmediatamente. Los fabricantes suelen configurar las cámaras con una contraseña por defecto, por lo que cualquiera podría acceder a ella. Crea una contraseña fuerte para que sea difícil de adivinar.
  2. Instala 360 Total Security para contar con su función de protección de webcam.
  3. Si no vas a necesitar tu cámara, puedes ir a la configuración del sistema y desactivarla completamente.
  4. Finalmente, si no acabas de confiar en estos métodos, siempre puedes optar por la solución tradicional de tapar la webcam con una pegatina, o desconectarla del ordenador, si se trata de una webcam USB.

Como Cassidy Wolf aprendió, toda precaución es poca en cuanto a la protección de webcam. Y por último, hay una cámara en cada teléfono móvil y en casi cada ordenador. Ten cuidado con lo que hagas delante de una cámara.